Sound level meter buying guide

¿Es hora de invertir en un nuevo sonómetro o vibrómetro?

Disponer de la herramienta adecuada para hacer un trabajo nos hace eficientes. Y eso importa. En este artículo repasamos algunos de los aspectos que hay que valorar a la hora de decidir si debemos sustituir nuestro viejo sonómetro.

GUÍA DEL COMPRADOR
Aspectros que debe considerar a la hora de elegir un dispositivo portátil

Supongamos que lleva más de una década trabajando con un sonómetro, algo antiguo pero absolutamente fiable. Se lo conoce de arriba abajo. Sabe desplazarse con rapidez por los menús y el instrumento hace el trabajo, aunque es consciente de que la tecnología ha seguido avanzando y se ha quedado anticuado. En fin, si no está roto, ¿para qué cambiarlo?. Es cierto que tiene algunos arañazos, pero sigue funcionando bien y cada dos años lo envía a calibrar sin problemas.

Esta situación es muy normal. Con un buen mantenimiento, los equipos de medida profesionales de alta calidad, como los sonómetros de clase 1, pueden funcionar durante muchos años, incluso después de que se quede obsoleta la tecnología en la que se basan.

Disponer de la herramienta adecuada para hacer un trabajo nos hace eficientes. Y eso importa. En este artículo repasamos algunos de los aspectos que hay que valorar a la hora de decidir si debemos sustituir nuestro viejo sonómetro.

Sopesar los pros y los contras

A veces merece la pena plantearse renovar un equipo de medida, aunque siga funcionando perfectamente.

First Tip

 

Supongamos que está diversificando su actividad hacia un nuevo tipo de mediciones, por ejemplo, la acústica de edificios. Eso podría justificar un nuevo equipo. Ahora bien, es posible que su actual sonómetro ya tenga toda la funcionalidad de medida necesaria y que sea compatible con la normativa aplicable. Si ese es el caso, seguramente le parecerá que no hay motivo para cambiar. Pero, por otro lado, un sonómetro moderno alta gama podría ofrecerle más prestaciones en ese nuevo segmento de actividad. Por ejemplo, puede guiarle a través del flujo de trabajo y ahorrar el tiempo que se tarda en hacer cálculos manuales de resultados en Excel®. Incluso es posible que el instrumento ya le muestre directamente el resultado final.

Indudablemente, una tecnología más avanzada ofrece una serie de ventajas que mejoran la experiencia del usuario y que, al fin y al cabo, ahorran tiempo y mejoran la eficiencia. En el caso de los sonómetros, algunas de esas ventajas son:

  • Una interfaz de usuario moderna y pantallas a color de gran formato, que facilitan la interacción con los datos.
  • Licencias modulares, que permiten configurar el sonómetro exactamente a la medida de sus requisitos.
  • Plantillas configurables por el usuario (en algunos sonómetros de alta gama) que pueden adaptarse a aplicaciones específicas.
  • Una alta capacidad de memoria, tanto interna como externa (unidades extraíbles), que permite recoger un mayor volumen de datos sobre el terreno.
  • Conectores normalizados, como USB, para conexión a equipos auxiliares. Por ejemplo, estaciones meteorológicas.
  • Conectividad inalámbrica, para control remoto y comunicaciones con el instrumento.
  • Compatibilidad con dispositivos inteligentes, desde los que se pueden utilizar aplicaciones auxiliares para documentar las medidas sobre el terreno.
  • Software de posprocesado moderno, compatible con Windows® 10.

Tomadas una por una, quizá estas mejoras no justifiquen una nueva inversión, pero si se consideran en conjunto sí que pueden ser decisivas para plantearse adquirir un equipo más moderno, antes de que se rompa el que tenemos.

Second Tip

 

Otro motivo más urgente: a lo mejor su nuevo PC utiliza una versión de Windows que ya no es compatible con su viejo software de posprocesado.

Third Tip

 

¿Se puede reparar su equipo? Probablemente, seguirán existiendo servicios de calibración de forma indefinida, pero cuando se acaben los repuestos, puede ser imposible reparar su viejo equipo.

Sound level metersDE SIMPLE A AVANZADO
Sonómetro a vibrómetro

La decisión es suya

Lo cierto es que cambiar su viejo sonómetro por uno nuevo no son todo ventajas. En un primer momento, cambiar de instrumento puede suponerle más esfuerzo que seguir trabajando con el antiguo. Su personal necesitará familiarizarse con el nuevo equipo, estudiarse el manual y, a lo mejor, resolver complicaciones con las conexiones wifi u otro tipo de problemas. Los primeros trabajos de medición con un nuevo sonómetro serán un desafío y existe el riesgo de cometer errores. Plantéese una curva de aprendizaje realista.

La decisión de cambiar su viejo sonómetro es suya. No obstante, si tiene un sonómetro o vibrómetro de más de diez años de antigüedad y la fecha de la siguiente calibración acreditada está próxima, es un buen momento para hacer balance antes de pagar por ese servicio. Si, por su situación, ninguna de las razones expuestas anteriormente es suficiente para actualizar, valore si su sonómetro actual da respuesta a sus necesidades. Si se avería, ¿se lo podría reparar su proveedor? ¿Y a qué coste?

Por último, ¿le podría interesar invertir en un sonómetro nuevo, cubierto por una garantía, por motivos de capacidad de medición y eficiencia general? Solo usted tiene la respuesta.