El sonómetro B&K 2245 recibe la aprobación de tipo del Centro Español de Metrología

La aprobación de tipo otorgada por el Centro Español de Metrología (CEM) confirma la precisión y la fiabilidad de este nuevo sonómetro

El sonómetro B&K 2245 ha recibido la aprobación de tipo del Centro Español de Metrología (CEM). Es el segundo centro que concede esta homologación al B&K 2245, tras el Instituto Alemán de Metrología (PTB) hace unos meses. Las dos aprobaciones de tipo confirman la exactitud de medida y la fiabilidad de este nuevo sonómetro. Con ello, Brüel & Kjaer comercializa ahora una gama de cuatro sonómetros homologados por el CEM, que permiten efectuar mediciones desde básicas a altamente avanzadas.

El Centro Español de Metrología (CEM) es el máximo órgano técnico en el campo de la metrología en España y presta servicios técnicos y científicos. Sus laboratorios llevan a cabo mediciones con el más alto nivel de exactitud y fiabilidad. Desde su lanzamiento el año pasado, el sonómetro B&K 2245 ha recibido una buena acogida en el mercado. Ahora, con esta homologación, puede emplearse en medidas con valor legal en España y en otros países que reconocen la aprobación de tipo española.

Con ello, Brüel & Kjaer comercializa una gama de cuatro sonómetros homologados por el CEM, que permiten efectuar mediciones desde básicas a altamente avanzadas.

La importancia de la aprobación de tipo

En muchos países, los sonómetros que se emplean en mediciones legales deben estar homologados por la autoridad correspondiente. Para conceder una aprobación de tipo a un sonómetro, las autoridades llevan a cabo pruebas exhaustivas de varias muestras de la unidad y de sus accesorios esenciales. Y, aunque, la legislación local no exija la aprobación de tipo, no deja de ser una confirmación autorizada de que el sonómetro ofrece las prestaciones que dice el fabricante.

Especialmente en España, ya que el Real Decreto 244/2016 especifica que todos los instrumentos, aparatos, medios, sistemas de medida y programas informáticos, que sirvan para medir o contar y que sean utilizados en aplicaciones de medida por razones de interés público, salud y seguridad pública, orden público, protección del medio ambiente, protección de los consumidores y usuarios, recaudación de impuestos y tasas, cálculo de aranceles, cánones, sanciones administrativas, realización de peritajes judiciales, establecimiento de las garantías básicas para un comercio leal y todas aquellas que puedan determinarse con carácter reglamentario, estarán sometidos al control metrológico del Estado, cuando esté establecido, o se establezca, por regulación específica.

 


Además
¡Pruebe GRATUITAMENTE el nuevo sonómetro B&K 2245!

Rellene el formulario y contactaremos con usted lo antes posible