Acoustic camera at Wave Engineering

Una cámara acústica agiliza el trabajo en Wave Engineering

La nueva herramienta de la consultoría Wave Engineering es una BK Connect® Acoustic Camera de última generación. Sus primeras misiones han consistido en diferenciar fuentes de ruido problemáticas de otras fuente de ruido en instalaciones industriales. Su empleo ha ayudado a encontrar fugas en sistemas de paneles modulares y a investigar problemas de aislamiento acústico.

Wave Engineering, con sede en Littleton, Colorado (Estados Unidos)
Wave Engineering es una empresa de consultoría independiente especializada en acústica, ruido y vibraciones, fundada por Jeff Kwolkoski en 2012. Entre su clientela figuran arquitectos, contratistas, ingenieros, empresas, distritos escolares, desarrolladores, administraciones y otros organismos públicos e incluso particulares que necesitan ayuda para resolver problemas de acústica y de control de ruido y vibraciones.

Un consultor no se aburre nunca y los expertos en ruido de Wave Engineering lo saben muy bien. Sus proyectos son enormemente variados. Por ejemplo, revisan e interpretan las normas LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), ANSI, ASTM, e ISO para aplicarlas a la evaluación y el diseño de sistemas electrónico de enmascaramiento sonoro para garantizar la privacidad del habla. Igualmente, prestan servicios de peritaje e ingeniería forense.

El último fichaje
Recientemente, Wave Engineering ha adquirido una cámara acústica de Brüel & Kjaer para su equipo de expertos en ruido. Se trata de una solución portátil que se emplea para localizar y visualizar sobre el terreno fuentes de ruido transitorias, mediante un procedimiento de apuntar, disparar y medir.

En palabras de Jeff Kwolkoski, presidente de Wave Engineering e ingeniero acústico: “Esta cámara nos permite ver —literalmente— la radiación de sonido y las fugas. Aunque originalmente se diseñó para los sectores aeroespacial y del automóvil, nosotros le estamos dando un uso innovador en aplicaciones de ruido industriales, medioambientales, arquitectónica y de producción, entre otras”.

Con sus 30 micrófonos, un sofisticado procesamiento de señal y un software capaz de identificar la fuente de ruido dentro de un conjunto de fuentes de ruido, la cámara acústica permite al equipo de Wave Engineering localizar fugas de ruido en paredes, puertas y suelos. También resulta de ayuda para determinar las medidas necesarias de mitigación del ruido. Asimismo, resulta de utilidad para identificar fuentes de ruido transitorias e intermitentes en equipos y maquinaria, y para identificar componentes individuales de grandes equipos que causan un ruido excesivo. De este modo, se pueden aplicar tratamientos acústicos estrictamente donde resulta necesario.

Localización de fuentes de ruido
Jeff Kwolkoski nos habla de un proyecto reciente: “Se puso en contacto con nosotros una planta industrial preocupada por el ruido, que estaba recibiendo quejas de vecinos colindantes. El problema es que había muchas fuentes sonoras que contribuían al ruido que se irradiaba desde la planta. Hicimos una serie de pruebas y modelos por ordenador de la planta, que nos sirvieron para predecir qué fuentes de ruido hacían las contribuciones más importantes”.

El problema es que muchas de esas fuentes eran complejas y, a su vez, incluían múltiples subfuentes, como compresores, motores, tuberías y válvulas. “Entonces entró en escena la cámara acústica. Lo primero que hicimos fue estudiar la planta desde su perímetro exterior, utilizando la cámara para verificar de dónde venía el ruido más intenso”. A continuación, la cámara acústicase utilizó para correlacionar las fuentes de ruido con cada elemento individual de la maquinaria de la planta. “Sin la cámara —continúa Jeff— habría sido necesario aplicar un tratamiento acústico a múltiples fuentes de ruido para garantizar una reducción suficiente del ruido. La cámara nos permitió identificar qué elementos concretos de la maquinaria requerían medidas de mitigación. Como resultado, pudimos reducir los costes totales para el propietario”.

Privacidad del habla en oficinas
La cámara acústica volvió a entrar en acción enseguida, cuando Wave Engineering recibió la petición de investigar quejas por un aislamiento acústico deficiente y falta de privacidad acústica entre oficinas en un espacio comercial de oficinas de nueva construcción. Los ocupantes de las oficinas se quejaban de que podrían escuchar —con toda claridad— las conversaciones en despachos, salas de reuniones y pasillos adyacentes. Lo curioso del caso es que unas particiones parecían funcionar mejor que otras, a pesar de que los diseños eran idénticos.

Para hacer las particiones de las oficinas se había empleado una combinación de paneles de pladur y paneles modulares. Los paneles de pladur se extendían hasta el forjado de la planta; en cambio, los paneles modulares solo llegaban hasta el falso techo. La mayor parte de las quejas procedían de zonas de oficina con construcción modular.

Según explica Jeff: “Nuestra primera tarea consistió en determinar si las paredes se comportaban como debían. Para ello, medimos la clase de aislamiento acústico (NIC), empleando ruido rosa generado mediante altavoces. Para medirlo, utilizamos un sonómetro integrador. En conjunto, las distintas salas parecían comportarse tan bien como era de esperar”. A pesar de eso, se encomendó a Wave Engineering la labor de desarrollar modos de mejora del aislamiento sonoro entre despachos. “Lo primero que queríamos determinar era si las rutas de propagación de ruido más importantes —las que originaban quejas— pasaban a través del sistema de paneles modulares o los rodeaban. Y la cámara acústica resultó ser la herramienta perfecta para identificar las fugas de ruido”, comenta Jeff.

La posibilidad de ver imágenes de vídeo en tiempo real o de grabar vídeo o imágenes fijas junto con los datos para analizarlos más tarde facilita enormemente a los ingenieros la tarea de identificar fuentes de rudo excesivo, en comparación con los métodos convencionales, que consisten en utilizar un sonómetro o en trabajar de oído. “Sospechábamos que el sonido se transmitía a través de las uniones entre los paneles modulares y los muros exteriores o las cristaleras”, explica. “Las uniones parecían estar bien selladas, pero la cámara acústica reveló claramente que las juntas eran mucho más débiles que los paneles”.

Panel en contacto con una cristalera exterior

Intersección entre paneles

Burletes de las puertas

Punto problemático, en este caso, un enchufe

“Sospechábamos que el sonido se transmitía a través de las uniones entre los paneles modulares y los muros exteriores o las cristaleras”.
JEFF KWOLKOSKI,
Presidente de Wave Engineering e ingeniero acústico

Los paneles modulares de la oficina tenían juntas que debían garantizar el aislamiento sonoro. Sin embargo, resultó que su funcionamiento dejaba que desear en las intersecciones de los paneles. Ahora, Wave Engineering colabora con el fabricante de los paneles y el instalador para encontrar soluciones a este problema. El sistema de paneles también incluía puertas correderas difíciles de sellar satisfactoriamente. Las imágenes de la cámara mostraron una intensa transmisión de sonido en las zonas de unión de las puertas con el techo y el suelo.

Por último, se detectó un “punto conflictivo” en un enchufe. Cuando se investigó más a fondo resultó que faltaba una tapa de cubierta.

La investigación terminó con un cliente satisfecho y un plan para solucionar los problemas. Jeff concluye: “En estos ejemplos se ve cómo la cámara ayuda a identificar posibles áreas de mejora. Las imágenes son una herramienta muy efectiva para explicarle los problemas al cliente. Este es un ejemplo excelente de cómo trabajamos estrechamente con nuestros clientes y les ofrecemos soluciones prácticas”.

 

 

Información relacionada:

BK Connect Array Analysis
Identificación de fuentes de ruido
Libro blanco “Del sonómetro a la cámara acústica”