Slm 2250 - building acoustics

¿Ruido de baja frecuencia? Lo tenemos en el punto de mira

En los edificios de viviendas, el ruido de baja frecuencia es una molestia a la que cada vez se presta más atención. La complicación radica en que no es fácil determinar con precisión el aislamiento acústico al ruido de baja frecuencia, sobre todo en habitaciones pequeñas como suele ser el caso de los dormitorios. Y, precisamente, es en los dormitorios en donde es más probable que el ruido de baja frecuencia cause molestias.

En respuesta a esta necesidad, la norma ISO 16283 introdujo procedimientos adicionales para medir el aislamiento al ruido por debajo de 100 Hz en situaciones en donde la sala de emisión o la de recepción miden menos de 25 m3. Estos nuevos procedimientos son suplementarios a las medidas estándar y se emplean para ajustar las bandas por debajo de 100 Hz en los cálculos de aislamiento acústico. 

Para las medidas de nivel, el procedimiento de baja frecuencia exige realizar medidas extra en cuatro esquinas de la sala; en dos de ellas las medidas se realizan a la altura del suelo y en las otras dos a la altura del techo. A continuación, se determina el nivel más alto para cada banda de frecuencia en cualquiera de las esquinas y se combina con los niveles promedio obtenidos mediante el procedimiento estándar, utilizando una media ponderada. En el caso de las medidas de nivel en la sala de recepción, la corrección del ruido de fondo también difiere del procedimiento estándar: se obtienen medidas de ruido de fondo en cada esquina y se utilizan para corregir individualmente las medidas de nivel de la esquina correspondiente.

En el caso de particiones que aíslan frente al ruido aéreo, si tanto la sala de emisión como la de recepción miden menos de 25 m3, el procedimiento de baja frecuencia exige 20 posiciones de medida de nivel adicionales. Como, además, la norma exige tratar cada banda por separado y corregir individualmente los niveles de la sala de recepción en función del ruido de fondo, el caso es que el procedimiento de baja frecuencia añade una carga de trabajo importante al proyecto. La buena noticia es que el Software de acústica de edificios BZ-7228 para los Modelos 2250 y 2270 se encarga de hacer todo ese trabajo.

Si la sala de recepción mide menos de 25 m3, también existe un procedimiento de baja frecuencia para las medidas de tiempo de reverberación. Según este procedimiento, se debe medir la banda de octava de 63 Hz en lugar de las bandas de 1/3 de octava de 50 Hz, 63 Hz y 80 Hz. Este tiempo de reverberación obtenido a partir de una banda de octava se utiliza en lugar de los valores de bandas de 1/3 de octava en el cálculo de DnT y/o R'. Los requisitos que afectan a las posiciones de la fuente y del micrófono son los mismos que para las medidas estándar de tiempo de reverberación. El Software de acústica de edificios BZ-7228 también permite aplicar el procedimiento de baja frecuencia para la medida del tiempo de reverberación con un esfuerzo mínimo para el usuario. Los valores de tiempo de reverberación de las bandas de 1/3 de octava de 50 Hz, 63 Hz y 80 Hz se sustituyen automáticamente por el tiempo de reverberación de la banda de octava de 63 Hz, tal y como exige la norma.

No cabe duda de que el procedimiento de baja frecuencia de la norma ISO 16283 aporta más fiabilidad a las medidas de aislamiento al ruido de baja frecuencia en salas pequeñas. Como contrapartida, el procedimiento de medida, los cálculos y el trabajo administrativo resultan sustancialmente más complejos. Con el Software de acústica de edificios BZ-7228 y un Modelo 2250 o 2270, el usuario pueden explotar todas las ventajas de este método sin una sobrecarga de trabajo adicional.